Atletas trasplantados le han dado a Venezuela más de 30 medallas

En el deporte venezolano, la llamada Generación de Oro, compuesta por atletas de alto rendimiento, parece extenderse a una modalidad que también le ha dado frutos deportivos a la nación: la de los trasplantados.

De acuerdo con registros de Avedestras (Asociación Venezolana Para el Deporte y la Salud de los Trasplantados y en Situación de Transplante) cerca de 10 personas trasplantadas le han aportado 36 medallas a la nación; entre ellas, dos de oro en justas internacionales de participantes con estas características. Estas son las disciplinas: natación, atletismo, tenis de mesa, tenis, golf y bowling.

Ana Sequera, coordinadora de Avedestras y practicante de marcha, puntualizó que muchas personas que hacían deporte y pasaron por diálisis descubrieron que podían retomar su actividad física; incluso, en pleno proceso de recuperación.

Sequera saca a relucir las tres medallas de plata que ha ganado en marcha, representando al país en varios latinoamericanos y hasta mundiales. La coordinadora de Avedestras recibió un riñón nuevo al final de la década de los años 90, momento que recuerda como el fin de una etapa y el inicio de otra.

COSAS DISTINTAS

“Descubrí que ser trasplantado no significa estar enfermo. Nosotros podemos tener una vida normal con el cuidado respectivo, con una buena alimentación y cumplir con los medicamentos antirrechazo”, explicó Sequera, quien es la precursora de un proyecto que poco a poco ha ido dando sus frutos.

En la actualidad, la deportista entrena dos veces a la semana en la pista atlética del Estadio Olímpico de la UCV, sin contar uno que otro momento que saca para caminar en las jornadas domingueras que a veces se efectúan en la capital de la República

Con ese mismo espíritu, hace tres años empezó a buscar deportistas trasplantadas hasta conseguir a otras cinco personas y viajar al latinoamericano efectuado en Buenos Aires en 2012.

“Nuestra sorpresa fue que nos trajimos 25 medallas en ese evento. Descubrimos que así como nosotros nos juntamos, podían estar otros que no conocíamos”, agregó Sequera.

LO MEJOR

El éxito en Buenos Aires fue el punto de partida para que el grupo creciera hasta 15 personas. La mayoría le ha dado medallas en seis disciplinas que no son de impacto; no obstante, y de acuerdo con Sequera, el objetivo principal es dar un mensaje sobre un tema especial.

El trabajo que cada quien hace consiste en intentar animar a las personas que han pasado por un trasplante, en procura de que “no se desanimen y hagan deporte”.

En la actualidad el movimiento se ha expandido hacia otros estados como Lara, Mérida y Carabobo, donde hay personas con algún trasplante que mejoran su salud gracias a las actividad física orientada; incluso, muchos de ellos se han dedicado a mejorar su disciplina deportiva para ingresar en el plan de alto rendimiento propuesto por Avedestras.

Sequera lidera el contingente de deportistas que cumplen metas para poder estar en un seleccionado patrio; de hecho, considera que sus compañeros tienen una posición delicada, ya que no entran entre las personas con discapacidad pero tampoco “en los que muchos llaman convencionales”.

“Tuvimos que explicar en Min-Deporte nuestro proyecto y lo que queríamos. Gracias a Dios nos entendieron y apoyaron para viajar a las competencias”, resaltó la dirigente.

El primer torneo fue el Latinoamericano, en el que ganaron las 25 medallas en 2012; un año más tarde la situación económica los obligó a asistir a los Juegos Mundiales en Suráfrica con solo dos atletas: Sequera y el nadador José Ortiz.

imagen-1-3115

CALIDAD

La cantidad contrastó con la calidad. Cinco medallas de plata se trajeron de Suráfrica, en lo que fue el complemento de lo que el propio Ortiz había hecho ocho años antes en natación.

Mientras Sequera crecía como atleta con las dos competencias, el nadador mantuvo el nivel que mostrado en otras citas internacionales.

A Ortiz le trasplataron un riñón el 17 de marzo de 1997. En esa época pensó que toda su vida deportiva se terminaba.

Comenzó con la natación cuando era niño; en la adolescencia la tomó con mayor seriedad hasta que, siendo adulto, se topó con la necesidad de tener otro riñón.

Ortiz cumplió con su trasplante y, dos años más tarde, comenzó a buscar información sobre cómo hacer deporte en esa condición.

“Me di cuenta de que el trasplante no era impedimento para retomar la práctica de la natación; al contrario, necesitaba establecer una rutina que me permitiera regresar y con el tiempo tomé con mayor seriedad este deporte”, explica el nadador.

Lo que para Ortiz era un pasatiempo, se convirtió en una especie de carrera, hasta el punto de ganar un par de medallas de oro en los Juegos Mundiales de Francia 2005, con un par de récord mundiales en los estilos espalda y libre.

Las preseas de Ortiz fueron el abreboca para lo que siete años después logró el grupo que ahora lidera Sequera y en el que el nadador también es figura.

“Cuando subí al podio recordé todo lo que viví cuando estaba en diálisis. Vi que hay un mañana y por ello lo disfruté. Darle medallas al país es una experiencia muy bonita, pero lo mejor es saber que el temor a no nadar más fue algo circunstancial; no era lo que me esperaba”, dijo Ortiz al momento de narrar parte de su experiencia.

imagen-1-4-15-1

 

RENACER

Tanto Sequera como Ortiz son el ejemplo vivo para el grupo que, poco a poco, se va incorporando a la organización Avedestras.

Los martes y jueves, muchos de ellos practican en la pista de atletismo del Estadio Olímpico de la UCV con una metodología aplicada para el deporte que hacen.

Otros lo realizan por su cuenta, pero el dato común es que dedican, al menos, dos o tres días a la semana para fortalecerse durante tres horas en cada jornada.

Aunque no todos entran en el selecto grupo de alta competencia, la semilla que Avedestras sembró la ven germinar en los testimonios que Alirio Fuentes y Elmer Rojano dan cuando hablan de su experiencia pre y postransplante.

Fuentes es profesor de metodología de la investigación en la Unefa. En la actualidad sigue con diálisis peritoneal (consiste en unir por un cateter su peritoneo a una bolsa en la que entra y sale el líquido que le limpia el órgano durante las noches) y desde hace tres años está a la espera de que le donen un riñón.

A Fuentes le dijeron que en tres meses entraría en diálisis, pero gracias a su amor y disciplina por el ciclismo alargó durante 17 años esa espera, hasta llegar a la fase actual.

“A los 27 años me dijeron que debía prepararme para entrar en diálisis, pero gracias a la buena alimentación y el deporte comencé a los 44. Todo eso se lo debo al tiempo que le dediqué al deporte”, recalcó Fuentes.

Cuando le diagnosticaron su condición, el docente comenzó a correr 100 kilómetros a la semana en bicicleta. Si no, trotaba durante tres horas diarias, rutina que disminuyó en la actualidad por su proceso de diálisis, “aunque eso no significa que he dejado de hacer deporte”.

“No hace mucho participé en la Bici Rock e hice buen tiempo, pese a tener una diálisis peritoneal”, explicó Fuentes.

Elmer Rojano era físicoculturista. Reconoció que ingirió sustancias dañinas para aumentar el volumen muscular antes de una competencia importante para él, las que dañaron sus riñones.

A diferencia de Fuentes, Rojano tiene dos años trasplantado, por lo que está en un proceso en el que trata de retomar nuevamente su nivel de competencia.

“Te puedo decir que a los seis meses de trasplantado comencé a hacer deporte. Ahí mi vida cambió”, dijo Rojano, quien trabaja como mesonero y decorador.

Al igual que su compañero, el deportista tiene una estricta alimentación; no ingiere licor, cigarros, refrescos ni sustancias que tengan colorantes, con el objetivo de no interrumpir su proceso perenne de recuperación.

ATLETAS-ESTADIO-OLIMPICO-1-15-2-0330

LOS RETOS

Durante tres años y medio estuvo en hemodiálisis, hasta conseguir el nuevo órgano que lo estabilizó e hizo olvidar los 37 kilos que perdió cuando comenzó su deterioro.

“Pese a lo que viví, nunca dejé el ejercicio. Tuve problemas hasta el punto de casi no poder tomar líquido, ni siquiera orinaba. Todo lo que tomaba lo tenía que anotar, para saber las cantidades y no forzar mi organismo”, recalcó.

La primera prueba que Rojano superó fue conseguir el nuevo órgano; en el país unas 1.500 personas esperan por alguno.

En la actualidad, Rojano sigue levantando pesas, aunque no con la misma cantidad de kilos como antes; también trota y camina.

“Poco a poco voy subiendo el nivel e intensidad de los ejercicios, ya que lo importante es mantener mi buen estado de salud y no solo quedarme con que ya solucioné el tema del riñón”, resaltó.

Tanto Rojano como Fuentes pertenecen al Club Felicidad, el mismo que practica en la UCV y que trata de divulgar un estilo de vida nuevo para los trasplantados.

LO QUE VIENE

Avedestras tiene como estrategia mostrar los logros venezolanos en los juegos internacionales de trasplantados para “sembrar conciencia” y decirle al país que el cuidado de sus órganos se da por medio de una buena salud.

También llama a donar, ya que al hacerlo “muchas historias de vida se pueden contar”, dijo Sequera.

Entre el 23 y 30 de agosto se efectuará una nueva edición de los Juegos Mundiales de Trasplantados en Mar de Plata, Argentina.

Sequera dice que ya hay un grupo de deportistas listos para asistir y conservar el segundo lugar en Latinoamérica que tiene Venezuela detrás de Argentina; sin embargo, su tarea no solo es incentivar que el trabajo se mantenga, sino “captar más atletas para ganarlos a esta idea”. Rojano sería uno de los nuevos integrantes del equipo criollo.

“Los Juegos Mundiales de Trasplantados tienen el objetivo principal de demostrar el éxito de un trasplante y del estilo de vida que cada uno tiene en esa nueva etapa que se comienza. Eso nos ayuda emocionalmente a dar un ejemplo”, dijo Sequera.

Hasta los momentos, el grupo de atletas no tiene los recursos para asistir a Mar de Plata, pero posee la certeza de que pronto recibirá la ayuda necesaria para dejar en alto al país y demostrar que mucho se gana con un nuevo estilo de vida.

Correo del Orinoco

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No se han encontrado comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Publicidad

OPINION

OPINION

La página web más visitada en el estado Sucre

Sigue nuestras redes sociales

Cayaurima