Destacan eficacia de políticas económicas para atender necesidades sociales de la población

caida_inversion_privada0115

El sociólogo Luis Salas, investigador de la unidad de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, rescata la eficacia de las políticas económicas que ha implementado el gobierno para atender las necesidades sociales de la población venezolana producto de los problemas que ha causado en el país las medidas neoliberales que se aplicaron durante décadas.

En su artículo titulado «Superar el modelo fracasado I» este investigador califica al chavismo como un proceso histórico que surgió como una reacción al modelo económico capitalista.

«En Venezuela asistimos ciertamente al fracaso de un modelo, no solo económico sino de sociedad: al del capitalismo dependiente, de desarrollo desigual y de amplio contraste entre una minoría extraordinariamente opulenta, una «clase» media también minoritaria pero integrada en la medida en que era funcional y una mayoría excluida del rentismo, el consumismo y la democracia de los primeros, o en el «mejor» de los casos, receptora de sus sobras. Dicho modelo tiene sus progenitores: Fedecamaras y el capital transnacional tanto petrolero como comercial», señala.

El artículo recuerda que en el país se ha registrado un sostenido descenso de la inversión por parte del sector privado desde 1979, situación que desde entonces ha obligado a los gobiernos a ofrecer a las empresas créditos, en muchas ocasiones con condiciones muy beneficiosas en cuanto a tasas de interés y forma de pago, que no se correspondieron con una mayor actividad productiva.

Esta situación fue caldo de cultivo para la situación política y social con la que el gobierno inició su proceso político en 1999; con la aplicación de una política económica que se dirigió a recuperar y realizar una mejor distribución de la renta petrolera, entre otros aspectos.

«A finales de la década de los 90, Venezuela se contaba entre los países más desiguales del mundo (el 30% de la población acaparaba el 61% de la riqueza). Y la clase media venezolana, que en la década de los setenta ocupaba el 50% de la población, ya rondaba el 20%», refiere.

También refiere que ante la situación social que recibió el país en 1999, Hugo Chávez orientó su política económica hacia satisfacer las necesidades básicas de la población venezolana lo más rápido posible, alcanzando avances sociales reconocidos por diversos organismos internacionales.

Entre ellos; la disminución de la pobreza, que ha sido reconocido por la Cepal; la reducción del desempleo a niveles históricos (7,2 por ciento en febrero 2014); una mejor equidad en la distribución del ingreso (Pnud); aumento del salario mínimo real y la disminución del hambre, reconocido en reiteradas ocasiones por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (Fao por sus siglas en inglés).

El articulista agrega finalmente una aseveración del economista Alfredo Serrano Mancilla, quien también da cuenta de la nueva visión que representa el modelo económico que impulsa el gobierno bolivariano.

«Sanear la deuda social a máxima velocidad es señal de una eficiente política económica que empleó los ingresos públicos: más del 60 por ciento del PIB hacia la inversión social. No hay magia, ni milagros: construir viviendas y tener una educación y sanidad pública y gratuita es costoso y requiere muchos bolívares y dólares» escribe Serrano Mancilla.

AVN

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No se han encontrado comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Publicidad

OPINION

OPINION

La página web más visitada en el estado Sucre

Sigue nuestras redes sociales

Cayaurima