La masacre del Caracazo se llevó al catire Acosta Carlez

 

Aquel febrero de 1989 la tormenta de los pueblos se desató por las calles de Caracas, mientras que la represión acababa con miles de vidas de pobres indignados, en medio de una rebelión popular contra el neoliberalismo conocida como El Caracazo. Entre los caídos estuvo Felipe Antonio Acosta Carlez, quien fuera líder del movimiento bolivariano, junto al comandante Hugo Chávez.

Felipe, conocido como «El Catire» Acosta Carlez, fue un distinguido militar que nació en una familia humilde el 14 de abril de 1951, en el estado Guárico. Sus padres fueron Bernarda de Acosta y Felipe Acosta y su hermano menor el exgobernador de Carabobo, Luis Felipe Acosta Carlez.

A los 17 años se trasladó a Caracas para formar parte de la escuela militar y logró la licenciatura en Ciencias y Artes Militares granduándose en la Promoción «Simón Bolívar II».

Como parte de una generación de militares patriotas, Carlez integró el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) como respuesta a la desigualdad y pobreza que padecía el pueblo de Venezuela en los años 80.

Junto a Chávez, y otros jóvenes militares, Carlez hizo el juramento en el histórico Samán de Güere, estado Aragua, un 17 de diciembre de 1982, para luchar contra el puntofijismo neoliberal que oprimía y mantenía al pueblo en la miseria y en la exclusión.

El 01 de marzo de 1989, cuando el país todavía vivía la represión de los órganos de seguridad contra la rebelión de El Caracazo, Acosta Carlez falleció tras recibir un disparo en el pecho, en circunstancias irregulares. El Comandate Chávez dijo en una ocasión que el fallecimiento de Felipe Acosta sucedió de forma sospechosa.

El líder de la Revolución Bolivariana detalló: «Acosta era uno de los jefes del Movimiento Bolivariano y lo mandaron a cumplir una misión por allá (…) parece que estaban disparando desde el cerro y habían herido a un soldado por allí en El Valle. Entonces, él se metió y dijo: ‘No, vamos hasta allá a capturarlos o a neutralizarlos’. Se fue con un grupo pequeño de soldados y en el camino recibió un tiro en el pecho», relató el Comandate Chávez en Cuentos del Arañero, colección de anécdotas y reflexiones de su autoría que están recogidas en un libro.

En un poema dedicado al pueblo venezolano y a los mártires de aquél estallido popular, Chávez recitó parte de su fragmento como homenaje a Acosta Carlez.

«Mataron al catire Acosta, al catire Acosta Carlez, quien lo mató no imagina lo que vendrá en adelante, ni la fuerza que ahora palpita dentro de la tierra madre, en el alma de estos pueblos que tiene siglos con hambre, peleando a tambor batiente contra el colonialista infame, esos no tendrán perdón llámense como se llamen…».

AVN

Noticias relacionadas:

– El 27F fue la respuesta del pueblo a las falsas promesas del neoliberalismo

Comparte
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No se han encontrado comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Publicidad

OPINION

OPINION

La página web más visitada en el estado Sucre

Sigue nuestras redes sociales

Cayaurima