Un nuevo ataque a un puesto de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), por parte de grupos violentos fue perpetrado la madrugada de este domingo en el municipio García de Hevia, informó el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora.

La embestida tuvo lugar contra un puesto de la Guardia Nacional Bolivariana, “donde teníamos retenidos 40 mil litros de gasolina que algunas personas pretendían pasar a Colombia por la vía del contrabando”, explicó el mandatario.

“Si alguien va ahorita y ve las condiciones en que quedó el puesto militar nuestro, no sabrá explicarse cómo se salvó nuestra gente”, señaló.

El mandatario estadal calificó como “muy fuerte” la nueva arremetida de los irregulares colombianos con la sede militar ubicada en zona de frontera entre Venezuela y Colombia.

Como consecuencia de la incursión de los irregulares contra efectivos del cuerpo castrense, uno de los irregulares resultó herido, en tanto que los uniformados resultaron todos ilesos, según la información de la primera autoridad del Táchira.

La agresión del grupo compuesto –presuntamente- por paramilitares colombianos se registró durante operaciones que adelantaba en la zona una comisión del cuerpo castrense.