Universidad autónomas asignan 80% de los cupos a sectores más pudientes del país

En universidades públicas, cuyo presupuesto proviene totalmente del Estado venezolano, hasta 80% de sus integrantes proviene de los estratos A y B. Es decir, de los sectores más pudientes. «Esto desnuda una segregación desde el punto de vista económico en el ingreso a las universidades», señaló este lunes en rueda de prensa el vicepresidente de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez.

Por ello, el Gobierno Nacional ha decidido abrir una discusión «franca, sencilla, diáfana pero con toda la firmeza del caso», para cambiar esta situación.

«Basta de la banalidad de suponer que hay arios académicos. Basta ya de la banalidad de que hay segregación económica que justifica un nivel intelectual. Aquí hay un pueblo que se hizo universitario y al que se le democratizaron las posibilidades de estudio», puntualizó tras la reunión semanal de la Vicepresidencia.

Precisó que la instrucción del presidente de la República, Nicolás Maduro, es que «tiene que haber democracia en todos los aspectos de la sociedad. Esto no es una selección económica desde las universidades ni política de los que van a ingresar, pero sí es una democratización desde el punto de vista académico».

En el país, apenas 30% de los cupos de las universidades públicas se asigna a través de los mecanismos definidos por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), de manera que 70% está controlado por medios distintos a los que garantizan un acceso realmente democrático.

Maduro planteó el tema la semana pasada, durante una movilización de jóvenes por el Día del Estudiante Universitario, en un país donde la matrícula universitaria pasó de 500.000 alumnos a dos millones 630.000.

Un segundo elemento que, destacó Menéndez, regirá el trabajo de la Vicepresidencia de Planificación y Conocimiento será el «direccionamiento de los estudios en nuestras universidades».

«Eso no tiene que ver con preferencias políticas», enfatizó, y explicó que la idea es que se ajuste la oferta académica en las universidades a los requerimientos de profesionales y técnicos que se deriven del Plan de la Patria 2013-2019, el programa elaborado por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, para el desarrollo integral el país, y que además es ley en Venezuela. «Tiene que tener sincronía lo que se forma en las universidades con el desarrollo del Plan de la Patria», precisó.

La Vicepresidencia de Planificación ha comenzado a definir, a partir del Plan de la Patria, los planes sectoriales que desarrolla el programa. Desde allí se derivarán las necesidades de formación, tanto en cantidades de profesionales como en la distribución espacial que deben tener en el territorio.

«Es decir que a partir de 2015 éstas deben ser las características que rijan para el ingreso a las universidades, para la oferta general en ellas. Será un proceso gradual pero pondrá en sintonía las más de 600 salidas académicas que tenemos en el sistema de educación universitaria con los requerimientos del Plan de la Patria», explicó Menéndez.

Enfatizó que «primero está la función rectora del Estado. No la vamos a eludir». Estimó que si no logran esa sincronía con los planes de desarrollo, se corre el riesgo de formar a profesionales que luego no tendrían inserción laboral.

«El espacio del debate está abierto. Dirán que es para violar la autonomía universitaria. Quienes violan la normativa universitaria y la autonomía son los que impiden que existan mecanismos democráticos para el ingreso del pueblo a las universidades», consideró.

El también Ministro de Planificación recordó que en los años 90, las casas de estudio privadas cubrían 46% de la matrícula universitaria del país. Hoy, esa proporción bajó a 19%. «Tenemos la meta de ir hacia 100% de la matrícula universitaria» desde el sector público, añadió.

Presupuesto garantizado

Menéndez ratificó que el presupuesto para el pleno funcionamiento de las universidades en el país está garantizado, y destacó que para 2015 registra un incremento de 40%.

Añadió que igualmente se podrían solicitar créditos adicionales que también tendrían garantía del Ejecutivo, como lo han hecho habitualmente cada año, «pero eso no significa que hay dificultades para culminar este año ni arrancar el próximo».

Recordó, además, que en gobiernos anteriores era frecuente la paralización de las universidades por crisis presupuestaria, lo que quedó en el pasado con la Revolución Bolivariana.

Comentó que el Presidente ha autorizado recursos paralelos para infraestructura y bibliotecas y que en los últimos años ha habido una curva ascendente en el presupuesto universitario.

AVN

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No se han encontrado comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Publicidad

OPINION

OPINION

La página web más visitada en el estado Sucre

Sigue nuestras redes sociales

Cayaurima